Nuevos corazones enriquecen la Asamblea de PANIAMOR

Compartir
Feb 23, 2019Blog

Tras más de tres décadas de trabajar por los derechos de nuestras niñas, niños y adolescentes, la Asamblea General de la Fundación PANIAMOR está más viva que nunca y prueba de ello lo dan los nuevos corazones que se sumaron a partir de diciembre anterior.

Precisamente el 5 de diciembre anterior, se amplió esta Asamblea de PANIAMOR, con la incorporación de 13 nuevas y un nuevo socios contribuyentes.

Ahora no solo latimos y trabajamos más personas, sino con más fuerza. Toda la sangre nueva inyectó energía y hace, como siempre, nuestro corazón más grande.

De eso fuimos testigos este jueves 21 de febrero, cuando 17 de estos nuevos y briosos corazones, que sumados a los de las fundadoras, participaron en un ameno conversatorio en el que compartieron sus experiencias, sueños y metas para el futuro cercano de PANIAMOR.

En su mensaje de bienvenida, la nueva directora ejecutiva, Gilda Pacheco Oreamuno, así como la directora de Estratégica y Innovación de la Fundación, Milena Grillo, resaltaron como aquel sueño visionario que nació hace 32 años, pocos esperaban que fuera tan grande como ahora lo es PANIAMOR, haciendo referencia a la incidencia transversal en políticas públicas que caracterizan la labor de la Fundación.

Con respecto a las nuevas personas que integran la Asamblea, Pacheco afirmó: “Sabemos que tenemos un rol que cumplir en la Fundación ante nuestra sociedad y que estamos seguras que las nuevas personas que se suman a esta Asamblea, constituyen un nuevo aire para avanzar con nuestros compromisos en conjunto con la Junta Administrativa , nuestras directoras programáticas, y nuestros equipos de trabajo vinculados a proyectos específicos”.

De igual forma, la Directora Ejecutiva invitó a que las nuevas personas que se integran nos enriquezcan con diferentes perspectivas, así como con la generación del debate conceptual y a la identificación de nuevos proyectos, todo, recibido con entusiasmo por parte de las nuevas asambleístas que participaron en el conversatorio.

El resultado: desde un ambiente que propició mucho intercambio y compromiso; emanaron una serie de propuestas cuyos frutos enriquecerán aún más el trabajo de la Fundación. Asimismo, esto dio muestras de una Asamblea cada vez más participativa.

Con 32 años de vida, el corazón de Paniamor late más fuerte que nunca, por el bien de nuestras niñas, niños y adolescentes; nuestra razón de ser.



Comentarios ( 0 )


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *